Juegos de mesa, videojuegos, juegos de rol… Todos ellos pueden convertirse en una potente herramienta educativa para trabajar los contenidos curriculares y las llamadas ‘destrezas del siglo XXI’. Irene Ramos Gama, graduada en Magisterio en Educación Primaria, y Fernando Trujillo Sáez, coordinador del módulo «Experiencias», profesor de la Universidad de Granada y miembro de Conecta13, analizan su utilidad en las aulas.

Autora: Irene Ramos

Enlace al texto