TFM y prácticas_

El TFM y los trabajos finales de las modalidades Experto y Especialista consisten en un proyecto de innovación realizado en un entorno real de aprendizaje (escolar, universitario, institucional, empresarial).  En el centro de prácticas un mentor se ocupa del seguimiento y evaluación del proyecto, en estrecha relación con el tutor del máster. Para las prácticas se establecen acuerdos con centros educativos, instituciones culturales y empresas que quieren implantar procesos de innovación en formación.

Los créditos asignados a las prácticas y el TFM son 12 para el Máster, 6 para el título de Especialista y 4 para el de Experto. Los alumnos que ejerzan como profesores en activo en centros educativos o que trabajen como formadores en otros centros u organizaciones podrán realizar su proyecto de innovación como parte de la labor que desarrollan en sus centros de trabajo, siempre de acuerdo con su tutor.

En un contexto escolar, las prácticas presenciales se distribuirán, a lo largo del curso escolar, en dos etapas diferentes. La primera fase será de Observación, tendrá una duración de dos o tres semanas y se realizará en el segundo trimestre del curso, preferiblemente en el mes de febrero. La segunda fase, de Elaboración, se llevará a cabo en el tercer trimestre y en ella se iniciará el diseño y toma de datos necesarios para la elaboración de un Proyecto de Innovación específico para el centro y que constituirá la base del TFM.

Para las prácticas se establecen acuerdos con centros educativos, instituciones culturales y empresas que quieren implantar procesos de innovación en formación. En la edición 2017-2018 se cuenta con la colaboración de los siguientes centros educativos:

Para el curso 2018-2019 se establecerán acuerdos con los centros que sea necesario para atender la demanda de prácticas presenciales de los alumnos inscritos.