TFM y prácticas_

El TFM y los trabajos finales de las modalidades Experto y Especialista consisten en un proyecto de innovación realizado en un entorno real de aprendizaje (escolar, universitario, institucional, empresarial).  En el centro de prácticas un mentor se ocupa del seguimiento y evaluación del proyecto, en estrecha relación con el tutor del máster. Para las prácticas se establecen acuerdos con centros educativos, instituciones culturales y empresas que quieren implantar procesos de innovación en formación.

Los créditos asignados a las prácticas y el TFM son 12 para el Máster, 6 para el título de Especialista y 4 para el de Experto. Los alumnos que ejerzan como profesores en activo en centros educativos o que trabajen como formadores en otros centros u organizaciones podrán realizar su proyecto de innovación como parte de la labor que desarrollan en sus centros de trabajo, siempre de acuerdo con su tutor.

Las prácticas se organizarán en diferentes momentos formativos en los que, a través de la experiencia de trabajo en un ámbito real, el alumno comience a ejercitar las competencias profesionales y a utilizar las herramientas, metodologías y didácticas aplicables a su docencia. En un contexto escolar, ocuparán para el máster alrededor de 210 horas presenciales en 7 semanas de trabajo distribuidas a lo largo del curso en tres etapas diferentes, lo que permitirá observar y analizar la evolución de los alumnos y de la forma de plantear el trabajo con ellos a medida que van adquiriendo recursos, la necesidad de una planificación global que a la vez sea flexible para adaptarla a cada grupo, y de disponer de recursos suficientes para resolver situaciones imprevistas.